ContactoSoporte y AyudaContacto

Cloud

 
Disponibilidad, escalabilidad, redundancia, fiabilidad y velocidad son las 5 características que diferencian un servidor virtual de un servidor Cloud. Si su negocio necesita estar siempre 100% disponible online, Cloud es la solución.

 

Tipos de Cloud Computing


Existen distintos tipos de Cloud, privado, publico e hibrido, a su vez el Cloud en general se puede subdividir en diferentes capas de servicio.

Slider Icon 03

Las capas de servicios en las que habitualmente se suele dividir el cloud son:

- Infraestructura como servicio (IaaS)

- Plataforma como servicio (Paas)

- Software como servicio (SaaS)


Infraestructura como servicio (IaaS)

Es la capa mas interna del Cloud Computing, donde básicamente se ofrecen los recursos de almacenamiento, CPU, memoria y red para que podamos instalar el sistema operativo de nuestra elección. El ejemplo más claro seria convertir toda nuestra infraestructura física de servidores y almacenamiento en una infraestructura IaaS en la nube, pagando solo por el uso que hagamos de ella. Es un cambio que ya ocurrió en el pasado con la electricidad, y donde las industrias del siglo XIX dejaron de construir mini centrales eléctricas junto a las industrias, para pasar a un modelo de contratación del servicio de energía eléctrica a través de una compañía electica que proporciona el servicio y a la cual se le paga en función del consumo.

Algo tan habitual como este modelo para la corriente eléctrica es el que en estos momento se está creando y transformado las TIC, pasado de invertir en la compra de Servidores e infraestructura hardware a un modelo donde no se compra y solo se alquila o contrata a un proveedor, la capacidad de computación o almacenamiento que se necesita.

Las ventajas de IaaS son importantes y variadas tanto a nivel económico como técnico, algunas de ellas:


- Reducción de la inversión de capital (CapEx).

Reducción de los gastos para la compra de nuevo hardware.nube

La infraestructura está proporcionada por el proveedor.

- Disminución de costos operativos.

Pasar de CapEx a OpEx.

Reducir drásticamente la capacidad ociosa.

        - Flexibilidad y Escalabilidad.

Flexibilidad ante el crecimiento de la empresa.

Flexibilidad ante las caídas por la arquitectura redundante que se tiene.

Gran rapidez en la implementación

Reducción de obstáculos geográficos para el cambio.

Reducción de la dependencia de los expertos en TI.

- Desarrollo e innovación.

          Capacidad para la creación de entornos de prueba para el desarrollo de forma inmediata y sin inversión de capital, habilidades y hardware.

- Seguridad y control.

Consolidación de servicio y soporte.

Fomento de la innovación con servicios estandarizados.

Monitorización 24x7.


Plataforma como servicio (PaaS) planes

Es la segunda capa del Cloud Computing, donde se ofrece directamente un sistema operativo y un entorno donde desarrollar un servicio por parte de un tercero. PaaS suele estar restringido para empresa de desarrollo de aplicaciones que necesitan herramientas para alojar y desarrollar sus propias aplicaciones. Entre estas herramientas están bases de datos, servidores de aplicaciones, gestores de fuentes, software de trabajo colaborativo, etc.



Software como servicio (SaaS)

En esta capa SaaS se ofrece directamente el software como un servicio y en modalidad multitenance donde la aplicación que corre en la infraestructura es utilizada por múltiples empresas de forma simultánea y de forma que los datos estén lógicamente asilados o independientes unos de otros. En este modelo la empresa no tiene que preocuparse por los sistemas, los recursos, etc tan solo se limita a utilizar la aplicación. nube-porque



El modelo SaaS tiene múltiples ventajas para las organizaciones:


- El usuario se despreocupa del mantenimiento.

Una vez contratado el servicio, el cliente no debe preocuparse de actualizaciones, ni del mantenimiento de la aplicación. El proveedor se encargará de que se apliquen las mejoras y actualizaciones. Además, al estar alojado en el servidor del proveedor se responsabiliza de la seguridad y de las copias de seguridad de los datos.

- Accesible desde cualquier lugar en cualquier momento.

Mientras haya acceso a Internet, ya sea desde el ordenador o móvil, el usuario podrá acceder a su aplicación. Los servicios están siempre disponibles, 24 horas al día y 7 días a la semana y no es necesario ir a la oficina para acceder, desde cualquier portátil, tableta, móvil o incluso Smart TV es posible acceder.

- No es necesaria ninguna instalación.

Al contrario que las aplicaciones tradicionales, que es necesario instalarla y configurarla en un servidor o PC, en el modelo SaaS no hace falta instalar nada, con total independencia del dispositivo o Sistema operativo, solo se necesita un navegador web para conectarse a la aplicación.

- Sin inversiones iniciales.

Ahorro en Hardware y Licencias. La contratación se hace mediante alquiler, solo se paga por el uso dado a la aplicación y durante el tiempo que se usa, representando en la mayoría de los casos un costes mínimos.

- Mayor disponibilidad y seguridad de los datos.

Para la empresa y usuarios de una aplicación SaaS ya no es tan necesario gestionar la seguridad de su red, ni realizar backups de los datos, ya que de ello se encarga la empresa proveedora del servicio ofreciendo a los clientes,  distintos a niveles de servicios SLA a medida y necesidades de cada tipo de cliente.

-  La empresa centra sus esfuerzos en su negocio.

Al no tener que dedicar recursos para garantizar el correcto funcionamiento diario de su red y aplicaciones se puede optimizar mejor los recursos internos de la empresa, centrando los esfuerzos en todo aquello que en realidad genera negocio a la empresa, no en aquello que le suponen quebraderos de cabeza y costes innecesarios en la elección y mantenimiento de los sistemas.

-  Reducción de costes de mantenimiento.

Solo se paga el uso de la aplicación, por lo que se obtienen ahorros importantes en mantenimiento de servidores, licencias de aplicaciones y Base de datos, etc.